¿Qué es un Guía de Montaña?

Un Guía de Montaña, antes que nada, es un alpinista con una larga carrera en montaña. La experiencia acumulada como aficionado le proporciona una base sólida para encarar con éxito la formación como Guía profesional. El Guía de Montaña es un profesional que organiza, acompaña, enseña y se encarga de la Seguridad durante la actividad en montaña. Es un trabajo exigente, hay que estar en buena forma física, bien informado, reciclado con las últimas técnicas y avances técnicos. Hay que evaluar y gestionar constantemente los riesgos en un medio muy cambiante y complejo. Hace falta actitud pedagógica y compartir el conocimiento. Hace falta empatía, gestionar las dudas y los miedos, saber motivar y compartir las alegrías. Pero ante todo hay que amar el oficio, hay que apasionarse por lo que se hace.

Sus herramientas de trabajo son un piolet, las cuerdas, una mochila, unas botas, unos esquís, unos mosquetones y unos crampones, sin olvidar una mente atenta y activa y un cuerpo en forma y entrenado.

La oficina de un Guía es un glaciar, una arista, una pared de escalada, una cascada de hielo, un sendero, un rocódromo, una via ferrata, una cima o una estación de esquí. En resumen, cualquier montaña del mundo, des de los Pirineos al Himalaya o los Andes, los Alpes o el Polo Norte.

El Guía es uno de los pocos profesionales que cuando no trabaja desea volver a la oficina.

¿Cuál es la actitud de un Guía de montaña?

Un Guía, siguiendo el Código deontologico de la profesión, usará todos sus recursos y conocimientos para asegurar el éxito de la actividad para la que ha sido contratado. Planificará y prestará atención a todos los detalles, asumirá la responsabilidad que implica su Trabajo y gestionará todos los riesgos sobre el terreno. Cuidará del bienestar del cliente, haciéndolo protagonista, empoderandolo y compartiendo el conocimiento. En definitiva, un Guía cuidará del cliente y se convertirá en un amigo en quién confiar.

¿ Que titulación y formación tiene un Guía de Montaña?

En España, sólo el Técnico Deportivo y el Técnico Deportivo Superior en Alta Montaña són Guías de Montaña.

La formación está regulada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, como formación profesional de régimen especial, de Grado Medio y Superior.

Para acceder a la formación, hay que superar dos pruebas de acceso, donde demuestras tus aptitudes físicas y técnicas en orientación, resistencia, escalada en roca, escalada en hielo, alpinismo y esquí. Además, para acceder al Grado Superior, hay que presentar un Curriculum Deportivo. La formación consta de 1855 horas y para finalizar, hay que presentar un proyecto ante un Tribunal.

De media, un aspirante a Guía puede invertir 3 años en completar el Grado Medio y obtener el título de Técnico Deportivo en Alta Montaña y 2 años más para el Grado Superior. Una vez terminada toda la formación, se obtiene el título de Técnico Deportivo Superior en Alta Montaña.

La formación está reconocida y homologada a nivel mundial por la UIAGM/IFMGA, asociación que agrupa todos los guías de montaña del mundo y garantiza la correcta formación y preparación de todos sus miembros.